Ciertamente en Honduras el contexto económico no esta fácil. Voy a compartir unos datos estadísticos de esta problemática y de forma breve daré una explicación de lo que está pasando y cómo debemos hacer para solventar la crisis de empleo en Honduras.

Nuestra Población Económicamente Activa (PEA) o personas que están hábiles para trabajar y que poseen las capacidades físicas  legales y académicas es de 3 millones de  habitantes. Nuestro país esta conformado por aproximadamente 8 millones de personas. Si nos referimos que sólo 3 de 8 millones trabajan quiere decir que únicamente el 37.5% de la población nacional devenga un salario y tiene ingresos para vivir.

Nuestro problema actual es que la mitad de la PEA esta desempleada, no tienen fuentes de trabajo. Quiere decir que 1.5 millones de connacionales hondureños que antes devengaban un salario ahora no reciben ingresos, sumándose a los ya 5 millones que tampoco recibían anteriormente.

Entonces el problema esta aquí:  cada año se gradúan miles de alumnos de los Colegios y  Universidades Privadas y Publicas, que difícilmente encuentran un empleo, tenemos una sobre oferta de personas “dispuestas” a trabajar que quieren tener seguridad en sus ingresos, algo que es totalmente razonable y lógico. Sin embargo, nuestra economía depende de la exportación de materias primas, alimentos, textiles e industrias instaladas en el país.

Lo que ha pasado en los últimos años es que todas estas empresas exportadoras, en su mayoría  han sido de capital extranjero, y cuando el capital extranjero percibe síntomas de riesgo en la inversión de un país  ellos simplemente se mueven a otro que les brinda seguridad jurídica y estabilidad  La movilización de estas empresas a otros países y regiones deja sin trabajo a miles y ahora millones de personas.

Entonces hay mas personas en condición de poder trabajar pero menos empresas en las cuales laborar, nuestro deber está en invertir esta ecuación. Las empresas que dan empleo han sido siempre las mismas, las únicas que invierten, las únicas que arriesgan y las únicas que aún creen en Honduras, la mayoría de estas de capital hondureño.

Entonces, ¿cuál es la solución para mejorar la crisis de empleos en Honduras? 
La respuesta es sencilla, creando mas empresas o startups que brinden empleo y que las personas estén dispuestas a arriesgar capital y crear fuentes alternas de trabajo.

Nosotros en Honduras queremos seguridad en nuestros ingresos y cuando alguien nos invita a entrar en sociedad en una empresa y sabemos que quizás no ganaremos mucho o no ganaremos nada al inicio, pero sí luego de 5 años, muchos dicen NO a esta oportunidad y contestan con “Yo quiero saber que a final de mes tengo un ingreso seguro y fijo” en vez de pensar “Tendré trabajo y ganaré mas a lo largo de mi vida“. Queremos ganar bastante haciendo poco o nada, cuando en verdad ésta ley económica no existe y no es aplicable en ninguna ley de energía y fuerza, se requiere un mínimo de trabajo para encender un foco, un mínimo de trabajo para mover una caja; pero si no queremos darle la energía necesaria a ese trabajo, este no se hará por sí mismo.

Por lo que entonces EMPRENDER y SER EMPRENDEDOR viene al campo a rescatar la acción. Honduras, esa es la medicina que necesita, gente honorable que quiera cambiar nuestra nación para bien y verlo florecer creando nuevas empresas que hagan brotar riquezas y divisas al país.

Una startup es un término del ingles que denota una empresa en formación que no posee una estructura de modelo de negocio probada o que esta probando, que se encarga de estudiar como reacciona el mercado, servir de aprendizaje, conocer personas y probar habilidades empresariales de un líder.  Continue reading