En los recientes días surgía la discusión entre un grupo de emprendedores y amigos la definición que quién es emprendedor y quién no. Surgió hasta la idea de personas que han hecho historia en el mundo pero de una forma que no es buena recordar, pero que aun así han marcado la evolución de nuestro pensamiento y han perpetuado su nombre en la historia.

Yo en lo personal, daré mi definición de un emprendedor y la importancia para sacar adelante a nuestro mundo:

Un emprendedor es aquella persona que no acepta la forma de hacer las cosas en la vida. Desafía valientemente el orden de un proceso por cambiarlo por otro que ÉL mismo propone, es persistir con sus proyectos, ideales y negocios que quieren hacer un cambio para bien en la humanidad, sociedad o ciudad en que se desarrolle. 

Características de un emprendedor son: la observación, curiosidad, analítico, solucionador de problemas(problemas que previamente observó y con curiosidad busca una solución a través del análisis) para luego ejecutarlo.

Ese es un emprendedor, el “inconforme” con las normas de la vida normal y cotidiana, el que no se acomoda a lo que todo el mundo dice que debe hacer o seguir. Sigue su instinto y desafía toda hipótesis de riesgo y exito posible. Es aquella persona que cambia el mundo y crea riqueza económica, intelectual y social. Es el que es capaz de sacar de las crisis financieras al mundo. No acepta la derrota de las crisis económicas y siempre empuja al cambio para un bien común.

Tenemos de ejemplo a emprendedores tecnológicos como Mark Zuckerberg, desafió los limites de las comunicaciones y el compartir con los amigos que no mirábamos hace mucho tiempo; emprendedores sociales financieros como Muhammad Yunus fundador del primer banco que ofrecía microcréditos a personas de escasos o nulos recursos a los cuales la banca tradicional no les prestaba ni un dollar; emprendedores energeticos con automoviles como Elon Musk; emprendedores medicos como el Dr. Salvador Moncada (científico hondureño que descubrió las prostaciclinas y oxido nítrico) Ellos desafiaron lo que todos pensaban que era imposible.

¿Te imaginás vos mismo prestandole dinero a una persona que no tiene trabajo y que dudosamente te devolvería el dinero? Correcto, no lo harías, pero Muhammad Yunus lo hizo y ahora es un negocio social que brinda sustento en su país Bangladesh.

Te ayudo ahora en tu conclusión, el mundo requiere de emprendedores, personas dispuestas a dedicar con pasión lo que hacen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>